📆 Lima, 30 de marzo del 2023

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que ataca varias partes del cuerpo y que se encuentra presente en mayor grado en los países subdesarrollados.

Cabe destacar que desde 1985, la aparición de esta enfermedad ha ido en aumento a nivel mundial debido al VIH, ya que esta enfermedad debilita el sistema inmune de la persona y su cuerpo no es capaz de combatir contra las bacterias que causan la tuberculosis.

La Organización Mundial de la Salud informa que en el 2020 hubo 9,9 millones de casos de tuberculosis, de los cuales 3,3 millones eran mujeres, 5,5 millones eran hombres y 1,1 millones eran niños.

De todos estos casos, 1,1 millones perdieron la vida y, entre ellas, había 214.000 personas con VIH. Sin duda, estadísticas que deben alarmarnos a todos.

El mayor riesgo es que las bacterias de la tuberculosis son resistentes a muchos de los medicamentos que se utilizan para tratarla.

Por ello, la mejor recomendación de expertos y médicos es llevar un estilo de vida orientado a prevenir esta peligrosa enfermedad. En este artículo, te contamos todo sobre la tuberculosis y cómo puedes prevenirla de una manera efectiva.

¿Qué es la tuberculosis o TB?

La tuberculosis, TB o TBC es una enfermedad contagiosa causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis y que afecta en principio a los pulmones, aunque también puede afectar a cualquier otro órgano del cuerpo.

Por ello, la enfermedad puede diagnosticarse como tuberculosis pulmonar, tuberculosis cerebral, tuberculosis extrapulmonar o tuberculosis intestinal, según el órgano que ataca.

Es importante mencionar que la infección se transmite de persona a persona a través del aire cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe cerca de personas sanas y expulsa bacilos tuberculosos al aire. Así, al respirar el mismo aire, la bacteria se aloja en los pulmones.

Fases de la tuberculosis

Las fases de esta enfermedad son:

  • Infección primaria: se da en la primera penetración de la bacteria en el cuerpo humano.
  • Infección latente: es la fase en la que se comienzan a sentir los síntomas de la enfermedad, pero no contagia a nadie.

Infección activa: es la fase en la que la enfermedad ataca con mayor agresividad y las personas con tuberculosis pueden contagiar a otras.

Síntomas de la tuberculosis

Lo primero que debes saber es que la TB no presenta síntomas en la fase latente. Pero sí la tuberculosis activa, los cuales son:

  • Fatiga
  • Fiebre y escalofríos.
  • Pérdida del apetito.
  • Tos con moco y sangre.
  • Pérdida de peso no deseada.
  • Dolor en el pecho y/o al toser o respirar.

Tos fuerte que dura tres semanas o más.

¿Qué es la tuberculosis o TB?

La tuberculosis, TB o TBC es una enfermedad contagiosa causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis y que afecta en principio a los pulmones, aunque también puede afectar a cualquier otro órgano del cuerpo.

Por ello, la enfermedad puede diagnosticarse como tuberculosis pulmonar, tuberculosis cerebral, tuberculosis extrapulmonar o tuberculosis intestinal, según el órgano que ataca.

Es importante mencionar que la infección se transmite de persona a persona a través del aire cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe cerca de personas sanas y expulsa bacilos tuberculosos al aire. Así, al respirar el mismo aire, la bacteria se aloja en los pulmones.

Fases de la tuberculosis

Las fases de esta enfermedad son:

  • Infección primaria: se da en la primera penetración de la bacteria en el cuerpo humano.
  • Infección latente: es la fase en la que se comienzan a sentir los síntomas de la enfermedad, pero no contagia a nadie.

Infección activa: es la fase en la que la enfermedad ataca con mayor agresividad y las personas con tuberculosis pueden contagiar a otras.

Síntomas de la tuberculosis

Lo primero que debes saber es que la TB no presenta síntomas en la fase latente. Pero sí la tuberculosis activa, los cuales son:

  • Fatiga
  • Fiebre y escalofríos.
  • Pérdida del apetito.
  • Tos con moco y sangre.
  • Pérdida de peso no deseada.
  • Dolor en el pecho y/o al toser o respirar.

Tos fuerte que dura tres semanas o más.

Causas de la tuberculosis

La tuberculosis se contagia por medio del aire que expulsan las personas infectadas en la fase activa al respirar, toser, hablar, reír o cantar. Ahora, hay dos causas de contagio principales:

Bacterias de la tuberculosis resistentes a medicamentos

Un gran factor de contagio y responsable de muchas muertes por tuberculosis son aquellas bacterias de TBC que mutan y se vuelven resistentes a ciertos antibióticos poco efectivos para eliminarlas. Algunos de estos medicamentos son la isoniazida y la rifampicina.

De allí que sea tan importante utilizar medicamentos para tuberculosis de calidad y efectividad comprobada.

VIH y TB

El VIH es otro factor de riesgo ya que permite que las personas puedan contagiarse mucho más fácil de TBC porque debilita el sistema inmunitario y hace que, cualquier bacteria que se encuentre en el aire, entre al organismo de la persona sin combatir con anticuerpos.

Tipos de tuberculosis

Existen dos formas de TBC: la pulmonar y la extrapulmonar. Veamos en qué consisten.

Pulmonar

La tuberculosis pulmonar es aquella que ataca a los pulmones y que puede extenderse a cualquier órgano del cuerpo.

Se presenta con tos, sudoración, astenia, sangre en el esputo y fiebre muy alta.

Extrapulmonar

Es aquella que ataca a otros órganos del cuerpo luego de haberse extendido desde los pulmones.

Aunque los síntomas dependen de la ubicación que tenga, de forma general presenta fiebre, pérdida de peso y malestar general.

La tuberculosis extrapulmonar se puede clasificar en:

  • Tuberculosis miliar: se genera porque el bacilo de koch se disemina a otros órganos del cuerpo a través de la sangre.
  • Tuberculosis ósea: afecta a los huesos y genera un fuerte dolor en el disco intervertebral afectado.
  • Tuberculosis genitourinaria: el paciente presenta dificultad al orinar, molestias, dolor lumbar, fiebre, anorexia y astenia.

Tuberculosis meníngea: empieza con fiebre y sigue con astenia, cefalea, hipertensión endocraneal, rigidez en el cuello y signos focales neurológicos.

Diagnóstico de tuberculosis

El diagnóstico de esta enfermedad es realizado por un especialista después de que se aplica la prueba de Mantoux o de la tuberculina. Este tipo de prueba también puede realizarse a mujeres embarazadas.

Por otro lado, la prueba de tórax muestra de forma clara la infección en los pulmones, mientras que los exámenes de sangre indican si existe el bacilo tuberculoso en el organismo.

Si el diagnóstico es positivo, debes seguir al pie de la letra el tratamiento especificado por el neumólogo para que puedas recuperarte.

Además, debes evitar relacionarte con otras personas hasta dos semanas después del tratamiento y, con quienes hayas tenido contacto en los últimos días, avisarles que deben realizarse pruebas de TBC.

¿Cómo se contagia la tuberculosis?

Existen tres formas principales de cómo se transmite la tuberculosis. Aquí te contamos cuáles son y cómo evitarlas.

Sistema inmune débil

Los pacientes que tienen un sistema inmune débil son los más expuestos a contagiarse de TB. Estas personas son las que tienen o padecen de:

  • Diabetes mellitus.
  • Bajo peso corporal.
  • Trasplante de órganos.
  • Enfermedad renal grave
  • Cáncer de cabeza y cuello.
  • Abuso de sustancias nocivas.

Si eres una de ellas, evita darles la mano a desconocidos o personas con tisis, no beses a cualquier persona y no toques inodoros de lugares públicos.

Viajar a vivir en zonas con personas con tuberculosis

La tuberculosis también puede contagiarse si vives o viajas a países como: India, China, Filipinas, Nigeria, Indonesia, Pakistán, Bangladesh y Sudáfrica.

Evita ir a estos lugares, salvo que sea estricta tu presencia allá. Y, si vives en estos países, ten sumo cuidado con las personas que te rodean.

Otros factores de riesgo de la tuberculosis

  • Silicosis
  • Diabetes
  • Senilidad
  • Alcoholismo
  • Tabaquismo
  • Desnutrición.
  • Enfermedad renal grave.

Complicaciones de la tuberculosis

Si la TBC no se trata de forma correcta y oportunamente, puede llegar a convertirse en una enfermedad mortal.

Hay que recordar que, aunque empieza en los pulmones, esta puede extenderse por la sangre a otros órganos del cuerpo de forma rápida y peligrosa, ocasionando:

  • Meningitis
  • Dolor medular.
  • Lesión articular.
  • Trastornos cardíacos.
  • Daño en el hígado y/o los riñones.

Tratamiento para la tuberculosis

El tratamiento de la tuberculosis debe ser 100% especializado porque no cualquier antibiótico acaba con el bacilo de Koch.

De hecho, esta bacteria puede protegerse de ciertos tipos de antibióticos cuando se utilizan de forma individual, por lo que la recomendación es atacar la bacteria con diferentes medicamentos.

La terapia puede durar semanas o, incluso, meses. Los medicamentos para TB más utilizados son la combinación de rifampicina, isoniacida y pirazinamida en los primeros dos meses de tratamiento.

Los cuatro meses restantes del tratamiento, se sigue con isoniacida y rifampicina. Pero, hay casos en los que se puede extender el tiempo del tratamiento y combinarse con otros fármacos.

Consejos para la prevención de la tuberculosis

La prevención de tuberculosis es posible siguiendo estos consejos:

  • Lávate bien las manos.
  • Usa pañuelos desechables.
  • Mantén una buena alimentación y descanso.
  • Cúbrete la boca con el pliegue del codo al estornudar o toser.
  • Permite que el aire y la luz solar entren a las habitaciones a diario.
  • Vacuna BCG a los recién nacidos para prevenir TBC grave en los menores de 5 años.

Y, sin duda alguna, el mejor consejo para prevenir la tuberculosis es acudir de forma regular al médico, sobre todo si sabes que has estado en contacto con personas que pueden padecer esta afección.

Preguntas frecuentes sobre la tuberculosis

¿La tuberculosis tiene cura?

En la mayoría de los casos, la TB se puede tratar y curar. Pero, si el paciente no recibe tratamiento, puede llegar a morir.

¿La tuberculosis es contagiosa?

Sí, es contagiosa. Puede transmitirse por el aire que se respira cuando una persona con signos y síntomas de tuberculosis tose, estornuda, canta o grita.

¿Cuánto tiempo vive una persona con tuberculosis?

En la cadena epidemiológica de la tuberculosis, se ha visto que una persona con la enfermedad sobrevive de 6 a 9 meses si no recibe un tratamiento adecuado.

Así que, solicita una consulta médica a través de nuestro portal Mi Vida San Pablo para realizarte un chequeo de rutina y descubrir si tienes TBC para comenzar a tratarla cuanto antes.