📆 Lima, 29 de setiembre del 2022

Cuando hablamos de problemas cardiovasculares, nos referimos a enfermedades relacionadas con el corazón y el sistema de vasos sanguíneos. En el momento en que los vasos sanguíneos se bloquean, el daño repercute directamente en este importante órgano.

Esto se debe a una acumulación de placa grasosa que termina por espesarse y endurecerse en las paredes de las arterias, haciendo que el flujo de sangre se reduzca.

Hoy, a propósito del Día Mundial del Corazón, en la Clínica San Pablo hablaremos sobre las enfermedades cardiovasculares y del por qué no hay que ignorarlas, prestando atención a los posibles síntomas de enfermedades cardiovasculares. ¡Comencemos!

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

A diferencia de las enfermedades cardíacas, las enfermedades cardiovasculares hacen referencia a las enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos de todo el organismo. Dichos problemas pueden deberse a una ateroesclerosis, afección que ocurre cuando hay grasa acumulada y endurecida en las paredes de las arterias.

Factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares

Aunque no hablaremos a detalle sobre cada uno de los puntos, sí es necesario mencionar todos los factores a considerar cuando de enfermedades cardiovasculares se trata:

  • La edad
  • El sexo
  • Antecedentes familiares
  • Tabaquismo
  • Mala alimentación
  • Presión arterial alta
  • Niveles altos de colesterol en la sangre
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Inactividad física
  • Estrés

Recuerda que cuantos más factores de riesgo tengas, mayor será la probabilidad de desarrollar un problema cardiovascular. Por ello, es importante llevar un estilo de vida saludable para reducir el riesgo.

¿Cuáles son los síntomas comunes de las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares tienden a ser diferentes entre hombres y mujeres. No obstante, hemos resumido los signos y síntomas de las enfermedades cardiovasculares más comunes de la siguiente manera:

Dificultad para respirar

Cuando el corazón tiene dificultades para bombear sangre, esta tiende a regresarse en las venas que van desde los pulmones hasta el corazón. En ese sentido, el fluido termina saliendo hacia los pulmones, generando problemas al respirar o falta de aire, siendo este un síntoma de insuficiencia cardíaca.

Dolor en el pecho

Cuando comienzan los dolores en el pecho, probablemente sea síntoma de que exista un flujo sanguíneo deficiente al corazón. Los dolores de pecho relacionados a los problemas del corazón se conocen como angina. Por supuesto, no todo dolor de pecho significa un problema cardíaco, por ello es importante que te realices exámenes para tener un diagnóstico certero.

Tos o sibilancia

Cuando hay mucha tos o sibilancia, posiblemente sea porque el fluido se ha ido acumulando en los pulmones. Toser mucosidad de tonalidad rosa o sanguinolenta también es un síntoma.

Fatiga

Hay muchas razones para sentirse fatigado, pero cuando tiene relación con problemas cardíacos, destacan los siguientes puntos:

  • Más cansancio de lo normal.
  • Nivel de cansancio a tal punto de no poder hacer las tareas cotidianas.
  • Debilidad repentina y muy intensa.

Inflamación en las piernas y pies

También es conocido como edema y suele suceder en la parte inferior de las piernas. Este es otro síntoma de un problema del corazón y ocurre cuando este órgano no cumple un funcionamiento apropiado, provocando que el flujo sanguíneo se torne más lento.

Latidos irregulares

Otro de los signos y síntomas de enfermedades cardiovasculares se produce cuando el corazón tiene dificultades para bombear sangre. Si los latidos se tornan rápidos, es porque está intentando conservar un ritmo adecuado. El tener un ritmo cardíaco rápido o irregular puede ser signo de arritmia en muchos casos.

Dolor o entumecimiento

Si sientes dolores o entumecimiento de las extremidades, principalmente de la parte izquierda, es probable que estés por padecer una enfermedad cardiovascular. En estos casos, es necesario acudir con un médico y hacerte exámenes de descarte.

¿Cuándo acudir a un médico?

Sin importar la situación, si tienes alguno de los síntomas cardiovasculares, te recomendamos acudir con un médico especialista de inmediato. Muchas veces cometemos el error de pensar que no estamos enfermos y que, con el tiempo sanaremos. Pero es imposible saberlo con exactitud.

Por ello, acude a un cardiólogo especialmente cuando atravieses alguno de los siguientes escenarios:

  • Dolor constante en el pecho.
  • Mucha dificultad para respirar correctamente.
  • Los dolores en el pecho no desaparecen a pesar de haber tomado nitroglicerina.

En Clínica San Pablo puedes reservar tu cita ahora. No esperes más y contacta con uno de nuestros reconocidos cardiólogos. También puedes contactarnos a través de nuestro chat de WhatsApp. ¡Tu vida nos importa!