📆 Lima, 22 de octubre del 2022

Las varices son una patología que se produce por la inflamación de las venas. ¿Te preocupa saber si tienes esta afección? En este artículo de la Clínica San Pablo, te enseñaremos cómo identificar los síntomas de varices en las piernas y poder detectar a tiempo este problema tan común que afecta principalmente a las mujeres.

¿Por qué salen las várices?

Las varices son el resultado de un movimiento irregular en el transporte de la sangre. La sangre viaja por nuestros vasos sanguíneos (venas y arterias) a todas las partes del cuerpo. Un viaje que comienza en el corazón, pero que luego necesita retornar a él. Este movimiento le cuesta al sistema cardiovascular un esfuerzo adicional en zonas como las piernas, ya que emprende un camino contra gravitacional.

Para lograr esta tarea, las contracciones de las piernas se transforman en pequeñas válvulas que empujan el movimiento de la sangre hacia el corazón. Estas válvulas cumplen dos funciones: la de abrirse para dar paso a la sangre y cerrarse para impedir que la sangre retroceda. Cuando estas fallan, es que la sangre se acumula en las venas y las retuercen o ensanchan.

Cualquier vena cercana a la superficie de la piel puede sufrir este problema, pero es en la zona de las piernas donde con mayor frecuencia se crean las venas varicosas.

¿Cómo saber si tengo varices?

Las varices presentan síntomas y signos muy sencillos de identificar. Aquí te mostramos los principales:

Síntomas de las varices

Las varices pueden provocar distintos tipos de síntomas, los cuales empeoran con el pasar del día y en épocas como verano y primavera. Suelen estar influidas por el trabajo físico realizado, además de no mejorar con medicamentos convencionales. Algunos de los síntomas de varices internas más comunes son:

  • Sensación de hinchazón: aunque no siempre es visible, la sensación de hinchazón es el más común de los síntomas.
  • Pesadez en las piernas: guarda cierta similitud con la sensación de hinchazón, ya que es igual de habitual, pero se experimenta con más agobio. Es más recurrente en el caso de las mujeres, sucediendo con más frecuencia y de forma más incómoda en los ciclos menstruales.
  • Rampas: son una manifestación externa de las varices en forma de rampas en las piernas. Suelen ocurrir luego de un día de haber estado demasiado tiempo en pie.
  • Calambres: son contracciones involuntarias que afectan los músculos de las extremidades y suelen ser dolorosas. Se presentan comúnmente de noche.
  • Picor: este síntoma es frecuente en los casos más severos de varices, cuando la piel ya sufre cambios visibles. Los tobillos son las zonas más afectadas por el picor.
  • Dolor: no es un síntoma exclusivo de las varices y tampoco es común, pero puede surgir en casos graves. Si el dolor aparece de forma repentina y profunda puede ser un síntoma de varicoflebitis.

Signos de las varices

  • Edema: es una hinchazón en las piernas que no solo se manifiesta a través de la sensación, sino que se puede observar. Suele aparecer durante la tarde y calmar durante las mañanas, gracias al descanso de las piernas.
  • Cambios de color en la piel: debido a las varices, la piel puede sufrir cambios visibles en su coloración. La más común es la dermatitis ocre, que es un oscurecimiento que se da en las caras interna y externa de los tobillos. Además, también están el enrojecimiento, los adelgazamientos de la piel y, en casos más graves, las llagas y las úlceras.
  • Varicorragia o sangrados: cuando las varices son muy grandes y están ubicadas cerca de la superficie pueden llegar a sangrar. Sin embargo, los sangrados no suelen ser de gravedad, y paran con facilidad si elevas la pierna y haces presión directa en la zona.

Varicoflebitis: se llaman así a las varices que han mutado en una consistencia dura. Además, suelen venir acompañadas de dolor y calenturas en la zona. No es un problema grave, pero suelen ser muy dolorosas.

¿Cuándo acudir al médico?

Muchas veces las venas varicosas solo suelen ser un problema estético sin mayor repercusión en la salud. Sin embargo, si su aspecto genera un problema psicológico en tu vida, o los síntomas de las varices en piernas acarrean dolor e incomodidad será importante recurrir a un especialista en Dermatología o Cirugía Vascular Periférica.

En la Clínica San Pablo contamos con el tratamiento ideal para ti. Reservar una cita médica es muy sencillo, solo debes hacerlo a través de nuestro portal Mi Vida San Pablo y listo. ¡Te esperamos en nuestra sede en Surco!