📆 Lima, 20 de febrero del 2023

La salud bucal es parte importante de la higiene personal de toda persona, ya que mantener limpios la boca y los dientes en profundidad puede evitar enfermedades bucodentales.

De hecho, hay quienes padecen de caries, periodontitis o muy mal aliento por no llevar una correcta higiene bucal. Y, en el peor de los casos, hasta pérdida de piezas dentales.

Por otro lado, lucir una sonrisa bonita no solo es algo físico, también se encuentra relacionado con un buen cuidado dental. Sin embargo, a veces, la salud bucodental se vuelve rutinaria, compleja y no se hace de la mejor manera.

Es por eso que los dentistas recomiendan una limpieza dental profunda y completa tres veces al día siguiendo ciertas pautas que te ayudarán a mantener una salud dental óptima y ahorrar muchos problemas en el futuro.

En este post de Clínica San Pablo, te damos 10 recomendaciones para conservar la salud bucal sin mucho esfuerzo.

¿Qué es la salud bucal?

Una buena salud bucal implica tener la boca, dientes y encías sanas. En general, comprende la capacidad de masticar, hablar, morder, sonreír, comunicar y transmitir emociones por medio de las expresiones faciales con confianza, sin incomodidad, dolor ni enfermedad craneofacial.

Cualquier problema que afecte tu cuidado bucal puede repercutir de manera directa en tu bienestar psicosocial.

Por ello, para mantener una buena higiene bucodental es importante que tengas buenos hábitos desde pequeño y hagas visitas al odontopediatra con regularidad.

Importancia de la salud bucal

La salud bucal es más importante de lo que piensas, ya que no solo ayuda a prevenir problemas en la boca, sino que puede darte señales de tu estado de salud en general.

Un incorrecto aseo bucal te llevará a contraer enfermedades periodontales. También, podrías sufrir dolor oral, pérdida de dientes, problemas con el corazón y daños en otros órganos importantes.

Además, podrías presentar problemas de digestión que llevan a una insuficiencia intestinal o un síndrome de colon irritable, entre otras afecciones. De allí que sea crucial proteger tu salud bucal.

10 recomendaciones para la salud bucal

Por lo general, el acto de cepillarse los dientes se ve como una actividad que solo sirve para empezar el día con un aliento fresco. Incluso, muchos creen que la salud bucodental se limita a cepillarse en las mañanas.

Es por ello que aquí te brindamos 10 consejos para una salud bucal completa basados en investigaciones científicas que te darán buenos resultados:

1. Cepilla tus dientes después de cada comida

Es fundamental que adoptes como costumbre cepillarte los dientes cada vez que termines de comer, ya que en ellos se acumulan restos de comida que son necesarios eliminar.

Si no se eliminan, se convierten en sarro, una bacteria que puede terminar con la caída del diente.

No obstante, esto también dependerá de la comida o bebida que consumas, porque tomar algo ácido debilita el esmalte de los dientes y cepillarse luego puede dañarlos. En ese caso, solo debes enjuagarte con agua para poder eliminarlos.

2. Escoge un cepillo de dientes adecuado

En la actualidad, existen cepillos de dientes de diversos tamaños y formas. Pero, ¿cómo saber cuál es el mejor para una buena salud dental?

En primer lugar, las cerdas de tu cepillo no deben ser muy duras para que no dañen las encías y el esmalte de los dientes.

Asimismo, debes tener presente el tamaño del cabezal del cepillo, el cual dependerá de tu boca, dientes y de las preferencias que tengas.

Un cepillo con un cabezal pequeño y estrecho podrá acceder con facilidad a todos los rincones, pero también tomará más tiempo hacer una limpieza.

En otras palabras, el tamaño del cabezal permitirá o no hacer los movimientos naturales del cepillado para lograr una buena salud bucal.

3. Cepilla tu lengua

La lengua es la parte más olvidada de la boca cuando se hace la limpieza bucal, y la realidad es que en ella se acumulan millones de bacterias. Así que dale la importancia que merece durante el cepillado.

Para una adecuada limpieza, se recomienda utilizar raspadores linguales, que son los instrumentos indicados para eliminar las bacterias que se depositan en la lengua con un 99,9% de eficacia.

4. Utiliza enjuague bucal

El enjuague bucal está indicado para eliminar las bacterias que se van acumulando en tu boca, y que ni la pasta dental ni el cepillo son capaces de eliminar.

Además de darte un aliento fresco, su uso cotidiano te ayudará a conservar unos dientes y encías sanos.

En el caso de que tengas una enfermedad bucal, como la sensibilidad o la gingivitis, debes usar un enjuague bucal para dientes sensibles o un enjuague especial para personas con gingivitis

5. Evita alimentos con demasiada azúcar

La alimentación juega un papel esencial en la salud bucal. Por ello, evitar el consumo excesivo de alimentos y bebidas con un elevado contenido de azúcar puede ayudarte a prevenir la caries dental.

Sí, un postre dulce es delicioso, pero debes ser equilibrado y recordar que la salud de los dientes y boca son más importantes.

6. Evita consumir tabaco

Es uno de los eternos enemigos de los dientes porque el tabaco no solo oscurece tu sonrisa, sino que también provoca el mal estado de los dientes.

Si sueles consumirlo, mantén una limpieza y la supervisión profesional de tu dentadura, pero nuestra recomendación profesional es que no consumas tabaco.

7. Aplica un buen cepillado

Un error común es hacer un cepillado dental muy breve. Lo más importante es cepillarse por dos minutos completos, como mínimo.

Al no invertir el tiempo necesario en este proceso, es muy probable que las cerdas de tu cepillo no lleguen a los lugares de la boca que son más inaccesibles y donde se acumulan los restos de comida.

Y, si eso pasa, el sarro y el mal aliento proliferarán, llegando a una enfermedad periodontal o caída del diente.

8. Usa un dentífrico con flúor

El deterioro dental se logra prevenir con el uso de flúor, ya que ayuda a fortalecer el esmalte dental, mantener los dientes sanos, prevenir la sensibilidad y las enfermedades de las encías.

Así que te aconsejamos que, cuando vayas a comprar un dentífrico, asegúrate de que tenga flúor en su composición. Esto, además, te proporcionará una sensación de limpieza y aliento fresco.

9. Usa hilo dental

El hilo dental es una de las herramientas más efectivas para cuidar los dientes, porque llega a lugares donde el cepillo no.

De hecho, te ayudará a eliminar esos restos de comida que continúan incrustados en los recovecos más inaccesibles entre los dientes.

10. Acude de forma periódica al dentista

Sin duda, este es el mejor consejo para una buena salud bucodental. Visitar a tu odontólogo es una de las mejores medidas preventivas para cuidar tu salud bucal, detectar a tiempo cualquier enfermedad o problema en la cavidad oral y seguir un tratamiento o solución.

Es recomendable que te hagas una revisión al menos dos veces al año, donde el dentista use un irrigador bucal que se utiliza para eliminar la placa bacteriana y los restos de comida.

Además, una limpieza profunda eliminará el sarro y las caries que se puedan formar.

Como ves, la clave radica en una buena rutina y en utilizar complementos para el cuidado diario, como el hilo dental, el enjuague bucal o un buen cepillo de dientes.

Si quieres tener una buena salud bucal, debes acudir a profesionales cualificados, y en Clínica San Pablo podemos ayudarte. Reserva una cita en la especialidad de Odontología y nuestros expertos te ayudarán a tener dientes sanos, fuertes y un aliento fresco.