📆 Lima, 08 de agosto del 2022

¿No te sientes a gusto con la proporción de tus mejillas? La bichectomía es el procedimiento quirúrgico que buscas. Si quieres conocer sus características, beneficios y en qué consiste el tratamiento y recuperación, en este artículo de Clínica San Pablo te contamos todo sobre bichectomía.

¿Qué es la bichectomía?

La bichectomía es un proceso quirúrgico de carácter estético. Consiste en la extirpación de los depósitos de grasa ubicados en la parte media de las mejillas, conocidas como bolas de Bichat. Estas deben su nombre al anatomista Marie Francois Xavier Bichat, el cual probó que esta parte del rostro no era una glándula, por lo que su extracción no es un peligro para la salud.

Este procedimiento es uno de los más demandados en las cirugías estéticas. Y es que ayuda a darle al rostro una apariencia más definida, reduciendo el volumen de grasa de las mejillas generada por la genética o el sobrepeso.

¿Cómo saber si eres apto para una bichectomía?

La necesidad de una bichectomía dependerá de tu tipo de rostro. Si presentas unas mejillas abultadas, que le dan a tu rostro una apariencia redonda, puede que requieras de una bichectomía. Esto ayudará a disminuir el volumen de tu rostro, dotándolo de una armonía más afinada.

Por lo general, un examen médico ordinario más exploración física y sanguínea bastan como pasos previos a la operación.

¿Cómo es el proceso de una bichectomía?

La bichectomía es un proceso mínimamente invasivo y ambulatorio. Solo es necesario aplicar anestesia local, salvo en casos excepcionales donde se requiere sedación. Su duración es de un aproximado de 40 minutos a una hora.

En la operación se extraen las bolsas de Bichat a través de una escisión en la parte interna de la boca, específicamente en la mucosa yugal. El corte necesario no es más de un centímetro, por lo que no se requiere retirar los puntos, lo cuales terminan siendo absorbidos y desapareciendo por sí solos. Al ser una operación interna no deja cicatrices visibles en el rostro.

Recuperación de una bichectomía

El proceso de recuperación de una bichectomía no es muy complicado. En la mayoría de casos, los cuidados postoperatorios después de una bichectomía requieren de una reducción de las tareas diarias, evitando el sobreesfuerzo y el consumo de alcohol y tabaco. Debes tomar, además, los antiinflamatorios y antibióticos por el tiempo que tu especialista recomiende.

¿Cuánto tiempo de reposo necesitas después de una bichectomía?

La bichectomía es un proceso ambulatorio, por lo que una vez acabada la cirugía puede volver a su casa el mismo día y tener una rápida recuperación. Lo recomendable es que se tome unas horas de descanso luego de la operación, pero puede volver a sus actividades regulares el próximo día. Sin embargo, debe evitarse cualquier tipo de esfuerzo físico por algunos días más.

¿Qué puedes comer después de una bichectomía?

Acabada la intervención, el único tipo de alimento que podrás consumir serán líquidos. Luego, el especialista podrá recomendarte una dieta basada en alimentos blandos, que eviten el esfuerzo en las mejillas y posibles infecciones. Dependerá de la evolución de su recuperación para que pueda volver a ingerir de una alimentación normal.

¿En cuánto tiempo se ven los resultados de la bichectomía?

Los primeros días, debido a la inflamación propia de la intervención, los resultados no serán muy visibles. Sin embargo, aproximadamente a partir del séptimo día disminuirá la hinchazón y podrás apreciar los cambios en tu rostro. A menudo, es a partir del tercer mes que el rostro toma su forma definitiva, mostrando al máximo la nueva estética de tu cara.

¿Cómo es el proceso de una bichectomía?

Entre los resultados de la bichectomía se puede esperar una corrección de la redondez excesiva en las mejillas, eliminación del exceso de grasa en esa parte del rostro, remarcación de los pómulos, y un rostro con un aspecto más juvenil y estilizado.

Además, es importante recordar que la bichectomía puede revertirse. Este proceso es conocido como lipofilling, y consiste en la introducción de grasa a través de las mejillas.

Bichectomía: antes y después

La bichectomía le dará a tu rostro el aspecto ideal que buscas. Es una operación que, por lo general, no presenta mayores dificultades en su realización ni en su recuperación. No requiere de operaciones posteriores, ya que las bolsas de Bichat una vez extraídas no vuelven a crecer.

Como ves, la bichectomía es una operación relativamente sencilla y bastante exitosa. Si es lo que buscas para tu rostro, en Clínica San Pablo encontrarás todo lo que necesitas para iniciar con el proceso. Solo tienes que solicitar una consulta médica a través de nuestro portal Mi vida San Pablo y podremos dar el primer paso en la búsqueda de tu estética ideal.