📆 Lima, 05 de mayo del 2023

¿Quieres saber por qué son importantes las vacunas, qué beneficios tienen y cómo funcionan en tu cuerpo? Hay tantos mitos en torno a las vacunas que en este artículo hemos decidido aclarar todas tus dudas.

La realidad es que, con la llegada de la pandemia del COVID-19, muchas personas se volvieron escépticas de las vacunas y han dejado de vacunar a sus pequeños e, incluso, a ellos mismos.

Por ello, analicemos la importancia de las vacunas y toda la información de interés relacionada que, sin duda, será muy beneficiosa para ti.

¿Qué es la vacunación?

La vacunación es un proceso mediante el cual se introduce una vacuna en el cuerpo de una persona o un animal con el objetivo de protegerlo contra enfermedades infecciosas específicas.

Estas sustancias contienen antígenos, que son pequeños fragmentos o versiones debilitadas o inactivadas de patógenos (como virus o bacterias) que causan enfermedades.

Cuando se administra una vacuna, el sistema inmunológico del cuerpo reconoce los antígenos como extraños y produce una respuesta inmunitaria.

En otras palabras, te inyectan el virus debilitado para que tu propio cuerpo cree el anticuerpo y, así cuando la enfermedad del ambiente quiera atacarte, ya cuentes con defensa para evitar que te dañe.

Ahora que sabes qué son las vacunas y su gran relevancia, veamos los tipos que existen.

Tipos de vacunas que existen

Existen diferentes tipos de vacunas, y cada una tiene un enfoque diferente para presentar los antígenos ante el sistema inmunológico. Las principales son:

  • Vacunas de virus vivos atenuados: contienen una versión debilitada del virus vivo que causa la enfermedad.
  • Vacunas de virus inactivados o muertos: tienen virus que han sido inactivados o muertos, lo que significa que no pueden replicarse ni causar la enfermedad.
  • Vacunas de subunidades, recombinantes o conjugadas: incluyen solo partes específicas del patógeno, como proteínas o azúcares, que son suficientes para desencadenar una respuesta inmunitaria.
  • Vacunas de ácido nucleico: utilizan ácido nucleico (ADN o ARN) que contiene instrucciones para producir proteínas específicas del patógeno.

Vacunas vectoriales: cuentan con un virus o bacteria modificados (el vector) para transportar partes del patógeno que se desea inmunizar.

¿Por qué son importantes las vacunas?

Las vacunas son importantes porque pueden salvar tu vida previniendo enfermedades y virus, como la influenza, el COVID-19, el tétano, el sarampión y muchos más.

Asimismo, porque ayudan a proteger a las personas que nos rodean de que se contagien de cualquier enfermedad.

Importancia de las vacunas en bebés

Las vacunas y su importancia en bebés es muy alta, ya que su sistema inmunológico aún se está desarrollando y puede ser más vulnerable a las infecciones.

Además, muchas enfermedades infecciosas pueden causar complicaciones graves y hasta llegar a ser mortales para los niños pequeños.

Al vacunar a los bebés, se les proporciona protección temprana contra estas enfermedades y se reduce el riesgo de complicaciones y muerte.

Algunas de las razones de por qué son importantes las vacunas para los seres humanos en esta etapa de su vida son:

  • Protegen contra enfermedades graves.
  • Desarrollan el sistema inmunológico.
  • Erradican y previenen la prolongación de enfermedades.
  • Reducen costos de atención médica.

Importancia de las vacunas en niños

Ahora bien, expliquemos por qué son importantes las vacunas para los niños, partiendo de la idea de que los niños se exponen al ambiente que los rodea de forma mucho más arriesgada que un bebé.

Y eso se debe a que deben acudir a la escuela, donde hay cientos de otros niños, además de que su sistema inmunológico es más débil que el de un adulto.

Por lo tanto, la vacunación es crucial en la infancia para proteger a los niños de enfermedades infecciosas que pueden ser graves o mortales.

Además, les brindan inmunidad a largo plazo, tienen inmunidad colectiva y mejoran la salud escolar y comunitaria.

Importancia de las vacunas en adultos

Entonces, ¿por qué son necesarias las vacunas para los adultos? Pues, les permiten mantener una buena salud y prevenir enfermedades a lo largo de la vida.

Asimismo, debido a que los adultos pueden viajar de un país a otro por trabajo u otras razones, reduce la propagación de enfermedades.

Por ejemplo, les permite mantener una salud familiar, cuidarse durante el embarazo y prevenir enfermedades crónicas, como el VPH.

¿Cómo funcionan las vacunas en el organismo?

Las vacunas actúan estimulando el sistema inmunológico del organismo para que reconozca y combata patógenos específicos, como virus o bacterias.

Esto lo hace gracias al trato que el cuerpo le da a sus antígenos, fragmentos o versiones debilitadas o inactivadas del patógeno que causa una enfermedad.

Cuando se administra la vacuna, el sistema inmunológico reconoce los antígenos como extraños y desencadena una respuesta inmunitaria.

Esta respuesta incluye la producción de anticuerpos específicos para combatir el antígeno y la creación de células de memoria inmunológica.

Esta es la razón principal por la que son importantes las vacunas para el ser humano. Si no te vacunas, tu organismo no crea anticuerpos para cuidarte de la propia enfermedad.

¿Son seguras las vacunas?

Sí, las vacunas son muy seguras. Antes de ser aprobadas para su uso, pasan por rigurosos ensayos clínicos y revisiones por parte de las autoridades sanitarias para garantizar su seguridad y eficacia.

¿Qué pasa si una persona no se coloca las vacunas?

Si una persona no se vacuna, su riesgo de contraer enfermedades prevenibles por vacunación aumenta, lo que podría llevarla a complicaciones graves o incluso la muerte.

Además, no vacunarse debilita la inmunidad colectiva, lo que puede aumentar la propagación de enfermedades y poner en riesgo a personas vulnerables en la comunidad.

Olvídate de las teorías conspirativas respecto a las vacunas. No dejes de ponerlas a tu bebé, niño y a ti mismo.

Ahora que ya sabes por qué es importante vacunarse, puedes solicitar una cita médica en el portal Mi Vida San Pablo para colocarte todas las vacunas que te hagan falta a ti y a tu familia. ¡Amarlos es protegerlos!