📆 Lima, 05 de mayo del 2023

La garganta inflamada produce dolor y ardor al tragar, picazón y una gran molestia que dificulta hasta el momento de dormir.

En la mayoría de los casos, la causa de este malestar puede ser laringitis, faringitis o amigdalitis, aunque también pueden existir otras infecciones, pero estas ocurren en menor grado.

En este artículo te explicaremos cómo identificar por qué duele la garganta al pasar saliva y cómo se cura de forma segura y efectiva.

Síntomas de garganta inflamada

Los síntomas de la garganta inflamada van a depender de la causa. Sin embargo, de forma general, los signos más frecuentes son:

  • Dolor de garganta.
  • Dificultad para tragar.
  • Ronquera
  • Secreción nasal.
  • Tos seca.
  • Fiebre
  • Manchas blancas o placas de pus en las amígdalas.
  • Enrojecimiento e hinchazón de la garganta.
  • Estornudos
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar general.

¿Por qué se inflama la garganta?

Existen diferentes causas por las que duele mucho la garganta, pero las más comunes son faringitis, amigdalitis y laringitis. Analicemos cada una de ellas.

Faringitis

La faringitis es una condición que se caracteriza por la inflamación y el dolor de la parte posterior de la garganta, llamada faringe.

Puede ser causada por diferentes agentes, como virus, alergias o irritantes, los cuales ocasionan ganglios inflamados en la garganta y mucho dolor.

Aunque, debemos destacar que la causa más común de la faringitis es una infección viral, como el resfriado común o la gripe.

Sin embargo, también puede ser causada por una infección bacteriana, como la provocada por el estreptococo del grupo A, que puede tener complicaciones graves si no se trata con antibióticos.

Amigdalitis

Otra de las razones porque se inflama la garganta es la amigdalitis, la cual es una condición que afecta a las amígdalas, dos órganos que se encuentran a los lados de la garganta y que forman parte del sistema inmunológico.

Las amígdalas ayudan a defender el cuerpo de las infecciones que entran por la boca o la nariz.

En ese sentido, la amigdalitis se produce cuando las amígdalas se inflaman y se infectan por algún microorganismo, como un virus o una bacteria.

La causa más frecuente de la amigdalitis es el virus del resfriado común o de la gripe, pero también puede ser provocada por el estreptococo A.

Esta condición produce garganta inflamada y dolor al tragar muy fuerte, a veces casi insoportable.

Laringitis

Por su parte, la laringitis es la inflamación de la laringe, que no es más que la parte de las vías respiratorias donde se encuentran las cuerdas vocales.

La laringe tiene varias funciones, como permitir el paso del aire, evitar que los alimentos entren en la tráquea y producir sonidos al vibrar las cuerdas vocales.

Por ello, cuando la laringe se inflama, las cuerdas vocales se irritan y pierden su capacidad para vibrar correctamente, lo cual causa ronquera o pérdida de la voz.

Debemos destacar que existen dos tipos de laringitis, la aguda y la crónica, que dependen de su duración y causa.

Por supuesto, la laringitis aguda es mucho más corta y sencilla de curar que la crónica.

Otras infecciones

Otras causas de inflamación en la garganta son: alergia, sequedad, infecciones por VIH, irritaciones, tumores, tensión muscular y enfermedad por reflujo gastroesofágico.

 

¿Cómo se ve una garganta inflamada?

Cuando la garganta está inflamada se ve enrojecida, hinchada, con pus en algunos casos y con manchas amarillas o blancas en las amígdalas.

Por supuesto, esto genera un dolor muy fuerte y se requiere de tratamiento inmediato para eliminar la infección.

¿Cuándo acudir al médico?

En el caso de los niños, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda llevarlos al médico cuando el dolor en la zona no desaparece después del primer trago de la mañana.

Por otro lado, la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología – Cirugía de Cabeza y Cuello recomienda a los adultos acudir al médico cuando el dolor de garganta se combina con:

  • Dificultad para tragar.
  • Falta de aliento.
  • Dolor articular.
  • Dificultad para abrir por completo la boca.
  • Dolor de oído.
  • Erupción cutánea.
  • Fiebre alta.
  • Sangre en la saliva.
  • Bulto en el cuello.

No te automediques ni compres pastillas para la garganta inflamada porque no sabes el origen de la afección y cómo puedes curarla.

¿Cómo curar la garganta inflamada?

Aquí te mostramos tres formas de cómo curar la garganta inflamada:

Pastillas para la garganta inflamada

Es normal que, ante un dolor tan insoportable como este, te preguntes qué tomar para la garganta inflamada.

Y si bien, te recomendamos acudir al médico para un diagnóstico y tratamiento específicos, algunos de los medicamentos para la inflamación de la garganta más comunes son: Ibuprofeno (Advil, Motrin IB), Naproxeno (Aleve) y Amoxicilina.

Jarabe para la garganta inflamada

Los jarabes que suelen recetarse para la inflamación de garganta son: Diclonina (Cepacol) y Fenol (Chloraseptic) en aerosol, así como Paracetamol (Tylenol).

Remedios caseros para la garganta inflamada

Los remedios más efectivos que puedes aplicar desde casa para la inflamación de la garganta son:

  • Gárgaras de agua con sal.
  • Té caliente con miel pura.
  • Pastillas de regaliz.
  • Humidificadores
  • Canela garganta inflamada.
  • Paletas y cubos de hielo.

¿Cómo prevenir el dolor de garganta inflamada?

Con estos consejos podrás evitar inflamaciones de garganta muy dolorosas:

  • Lávate las manos con frecuencia y evita el contacto con personas enfermas.
  • Bebe mucha agua y evita las bebidas frías o muy calientes.
  • No fumes ni te expongas al humo del tabaco u otros irritantes ambientales.
  • Mantén una buena higiene bucal y evita compartir vasos, cubiertos o cepillos de dientes.
  • Refuerza tu sistema inmunitario con una dieta equilibrada, ejercicio regular y descanso adecuado.

Ahora que ya sabes qué hacer para afrontar la garganta inflamada y cómo evitarla, pon manos a la obra y consigue una salud óptima.

Pero, si ya padeces de dolor de garganta y quieres un alivio rápido, te invitamos a solicitar una consulta médica en el portal Mi Vida San Pablo y atenderte con nuestros profesionales especialistas. ¡Te esperamos!