Centro Oncológico

Muchas personas de una forma u otra han sido afectadas por el cáncer y es difícil imaginar a alguien que no haya escuchado acerca de esta enfermedad.

Pensando en cada uno de ellos, el Complejo Hospitalario San Pablo pone a su disposición el Centro Oncológico San Pablo, centro privado para el tratamiento integral del cáncer, conformado por un staff de reconocidos especialistas en Oncología.

Nuestros Objetivos:

  • Prevención del cáncer.
  • Detección precoz del cáncer.
  • Diagnóstico y tratamiento.

En el Centro Oncológico San Pablo encontrará todo en su solo lugar.

Somos centro integral para el diagnóstico y tratamiento del cáncer, gracias a ello el enfermo ganará mayor eficiencia en el estudio de su enfermedad, evitará la duplicidad de exámenes, con su consecuente ahorro de tiempo y dinero. Y lo más importante: tendrá una mejor opción de curación.


Tratamientos:

La complejidad del cáncer ha originado que en su tratamiento intervengan diversas disciplinas, las que se pueden agrupar en tres grandes áreas de acción: cirugía, oncología médica y radioterapia.


Cirugía:

La cirugía oncológica es un tratamiento local que busca extirpar el tumor en su totalidad, provocando el menor daño posible en el órgano afectado e impidiendo el avance del tumor. Además de proporcionar la información necesaria para determinar o no el uso de la quimioterapia.

Gracias a la Resonancia Magnética (RM) y a la Tomografía Computarizada (TC) los cirujanos cuentan con excelente información de los tumores malignos antes de extirparlos. Por ello, los pacientes saben qué esperar del resultado quirúrgico y pueden prepararse para el procedimiento que deben realizarse.

Braquiterapia:

La braquiterapia es una forma de radioterapia, que consiste en la colocación de pequeños dispositivos que contienen fuentes de radiación que van directamente al lugar del tumor, así el cáncer puede ser tratado con dosis muy altas de radiación localizada, mientras que se reduce la probabilidad de un daño innecesario a los tejidos sanos circundantes, además de disminuir considerablemente el número de sesiones requeridas.

Además, si el paciente se mueve o si hay algún movimiento del tumor dentro del cuerpo durante el tratamiento, las fuentes de radiación conservan sus posiciones correctamente en relación con el tumor. Estas características hacen de este procedimiento una técnica segura y eficiente, siendo bastante bien tolerado por los pacientes y con muchos menos efectos adversos y colaterales que la radioterapia externa.

Los resultados del tratamiento han demostrado que las tasas de curación de cáncer con la braquiterapia son comparables a la cirugía y la radioterapia externa, e incluso mejoran cuando se utiliza en combinación con estas técnicas.

¿Para qué tipos de cáncer es adecuada la braquiterapia?

La braquiterapia es usada como un tratamiento eficaz para combatir el cáncer de cuello uterino, mama, vaginal, próstata, tumores de cabeza y cuello, piel y varios otros tumores en otras localizaciones. Esta técnica se puede utilizar sola o en combinación con otras terapias como la cirugía, la radioterapia externa y la quimioterapia.

La braquiterapia es usada como un tratamiento eficaz para combatir el cáncer de cuello uterino, mama, vaginal, próstata, tumores de cabeza y cuello, piel y varios otros tumores en otras localizaciones. Esta técnica se puede utilizar sola o en combinación con otras terapias como la cirugía, la radioterapia externa y la quimioterapia.


Quimioterapia:

Consiste en el uso de medicamentos o drogas para tratar el cáncer. En general, los medicamentos de la quimioterapia detienen el crecimiento de las células cancerosas.

Como las células cancerosas crecen más rápido que las células normales, se ven afectadas por la quimioterapia y mueren.

Hay que tener en cuenta que estos medicamentos son poderosos y es por ello que, además de los efectos benéficos, la mayoría de ellos pueden producir efectos no deseados como náuseas, vómitos, malestar general, etc. Sin embargo, el gran avance de la oncología médica de los últimos años ha ayudado a que estos efectos colaterales sean mínimos y mejor controlados.

La quimioterapia se puede administrar a pacientes adultos y niños, de forma ambulatoria u hospitalaria. Para ello contamos con personal de enfermería altamente especializado. Asimismo, para la preparación de la medicación, el Centro Oncológico San Pablo cuenta con la campana de flujo laminar, que permite evitar la contaminación al momento de elaborar el medicamento.


Radioterapia:

Acelerador Lineal:

Es un tipo de tratamiento oncológico que utiliza radiaciones ionizantes para eliminar las células tumorales en la parte del organismo donde se apliquen. Se brindan a través del Acelerador Lineal, las unidades de cobalto o con el implante de una fuente radioactiva en el paciente como la Braquiterapia.

La Braquiterapia es una modalidad de Radioterapia en la cual el elemento radioactivo es colocado cerca o dentro del órgano a ser tratado. Para esto son colocados en la posición de tratamiento a través de guías llamados catéteres o sondas.

El Centro Oncológico San Pablo cuenta con una unidad de Radioterapia de alta tecnología, el Acelerador Lineal VARIAN 210/CD, que lo coloca a la altura de los mejores centros oncológicos del mundo, permitiendo un tratamiento de alta calidad y en el que participan un equipo de profesionales de amplia experiencia, integrado por oncólogos radioterapeutas, físicos médicos, dosimetristas y tecnólogos médicos, especializados en el manejo de aceleradores lineales.

Además cabe resaltar, que contamos con un sistema de planificación computarizada en 3D.


Radiocirugía:

Radioterapia Estereotáxica:

Es una modalidad de tratamiento no invasivo que deposita una dosis única de radiación ionizante sobre una lesión, con mínima dispersión de radiación hacia los tejidos sanos que rodean el objetivo.

El efecto final de la radiocirugía es producir radionecrosis en los tejidos y con ello la oclusión en la malformación arteriovenosa, la reducción del volumen o detener el crecimiento de un tumor.

La correcta indicación y tratamiento requieren del esfuerzo coordinado y conjunto de neurocirujanos, radioterapeutas y físicos médicos, en las tres fases de la radiocirugía: diagnóstico por imágenes, planeamiento y tratamiento radioquirúrgico propiamente dicho.

Unidad de Cuidados Paliativos y Terapia del Dolor:

Enfrentar el cáncer no es fácil. Los efectos físicos, el tratamiento, el impacto emocional y psicológico de la enfermedad son bastantes duros y representan un gran desafío para el paciente y su familia.

Pensando en ello, contamos con la Unidad de Cuidados Paliativo y Terapia del Dolor, teniendo como meta principal el control del dolor y otros síntomas, para que el paciente pueda permanecer lo más alerta y cómodo posible.

Este nuevo servicio está conformado por un equipo de profesionales de la salud que proporcionan apoyo médico y psicológico a enfermos terminales y a sus seres queridos.

Objetivos:

  • Reafirmar la importancia de la vida aún en la etapa terminal.
  • Establecer un cuidado activo que mejore la calida de vida evitando prolongarla artificialmente.
  • Proporcionar alivio al dolor y otros síntomas angustiantes.
  • Integrar los aspectos físicos, psicológicos y espirituales del cuidado.
  • Facilitar que la persona enferma lleve una vida tan activa como sea posible.
  • Ofrecer un sistema de apoyo a la familia para ayudarla a afrontar la enfermedad del ser querido y sobrellevar el duelo.

Plan Oncológico San Pablo:

Hemos creado el “PLAN ONCOLÓGICO SAN PABLO”, que le permitirá solventar los gastos médicos, clínicos y hospitalarios que lamentablemente demanda esta terrible enfermedad.

El Plan cubre los gastos relacionados con el tratamiento médico, considerando los servicios y gastos siguientes:

  1. Tratamientos ambulatorios, incluyendo los honorarios médicos, medicinas y pruebas requeridas.
  2. Tratamientos con hospitalización y/o cirugía, considerando los honorarios médicos, medicinas, sala de recuperación, sala de cuidados intensivos, así como todos los servicios requeridos.
  3. Quimioterapia, Radioterapia, Hormonoterapia e Histopatología.
  4. Acelerador Lineal, Tomografía Espiral Multicorte, Resonancia Magnética, Medicina Nuclear y Mamografías.